Christian Books, Bibles, Music & More - 1.888.395.0572
Call our Toll Free Number:
1-877-205-6402
Find us on:
Follow Us On 

Twitter!   Join Us On Facebook!

Christian Bookstore .Net is a leading online Christian book store.

Shop Christian Books, Bibles, Jewelry, Church Supplies, Homeschool Curriculum & More!

Choque de reyes (Vintage Espanol) [Paperback]

Our Price $ 15.30  
Retail Value $ 18.00  
You Save $ 2.70  (15%)  
Item Number 4853227  
Buy New $15.30
Out Of Stock!
Releases on Dec 31, 2035

Item Specifications...

Pages   927
Est. Packaging Dimensions:   Length: 1.75" Width: 5.5" Height: 8.25"
Weight:   1.5 lbs.
Binding  Softcover
Release Date   Dec 31, 2035
Publisher   Vintage
ISBN  0307951197  
EAN  9780307951199  


Availability  0 units.


Item Description...
Cuando los reyes estn en guerra, toda la tierra tiembla...

"Ahora hay ms reyes en el reino que ratas en un castillo", afirma uno de los personajes de Choque de reyes. Despus de la sospechosa muerte de Robert Baratheon, el monarca de los Siete Reinos, su hijo Joffrey ha sido impuesto por la fuerza, aunque "quienes realmente gobiernan son su madre, un eunuco y un enano", como dice la voz del pueblo. Cuatro nobles se proclaman, a la vez, reyes legtimos, y las tierras de Poniente se estremecen entre guerras y traiciones. Y todo este horror se encuentra presidido por la ms ominosa de las seales: un inmenso cometa color sangre suspendido en el cielo.

En esta novela prodigiosa nada es realmente lo que parece ser. Los protagonistas, trazados con una complejidad asombrosa, son capaces de hacerse odiar o amar desde las primeras pginas. George R. R. Martin, con pulso firme y enrgico, vuelve a ofrecernos un brillante despliegue de personajes en una trama rica, densa y sorprendente. Nos convierte en testigos de luchas fratricidas, intrigas y traiciones palaciegas en una tierra maldita, donde fuerzas ocultas se alzan de nuevo y acechan para reinar en las noches del largo invierno que se avecina.
"Martin supera definitivamente las expectativas creadas con el primer ttulo y contina la que est llamada a ser una de las mejores series de fantasa de todos los tiempos". --The Denver Post

"Con reminiscencias de Camelot de T. H. White, esta novela es una absorbente combinacin de la mitologa, la historia y lo intensamente personal". --Chicago Sun-Times

George R. R. Martin naci en 1948 en Bayonne, Nueva Jersey. Se licenci en periodismo en 1970 y public su primera novela, Muerte de la luz, en 1977. Tras una trayectoria deslumbrante como escritor de ciencia ficcin, terror y fantasa, se convirti en guionista de series televisivas como Dimensin desconocida y La bella y la bestia, adems de realizar tareas de produccin para diversos proyectos cinematogrficos. En la actualidad es uno de los autores de mayor xito en el mundo con la saga Cancin de hielo y fuego, cuyas sucesivas entregas le han granjeado un puesto de honor en la literatura fantstica.
Prlogo

La cola del cometa rasgaba el amanecer; era una brecha roja que sangraba sobre los riscos de Rocadragn como una herida en el cielo rosado y violceo.

El maestre estaba de pie en el balcn de sus aposentos, azotado por el viento. All era adonde llegaban los cuervos tras un largo vuelo. Sus excrementos salpicaban las grgolas de tres varas que se alzaban a ambos lados del hombre, un sabueso infernal y un guiverno, dos entre varios millares que vigilaban desde los muros de la antigua fortaleza. Cuando lleg a Rocadragn, el ejrcito de seres de piedra lo pona nervioso, pero con los aos se haba acostumbrado a l. En aquel momento los consideraba viejos amigos. Los tres juntos observaron el cielo como si fuera un mal presagio.

El maestre no crea en las profecas. Aun as, pese a su avanzada edad, Cressen nunca haba visto un cometa ni la mitad de brillante que aquel, ni de aquel color, aquel color espantoso: el color de la sangre, las llamas, los ocasos... Se pregunt si sus grgolas habran visto alguna vez uno semejante. Llevaban all mucho ms tiempo que l, y all seguiran mucho despus de que muriera. Si las lenguas de piedra pudieran hablar...

Qu tontera. ---Se apoy en la barandilla, vio el mar batir abajo y sinti la piedra negra, dura y spera bajo los dedos---. Grgolas que hablan y profecas en el cielo. Soy un viejo idiota que empieza a pensar como un nio. Acaso toda la sabidura adquirida con tanto trabajo a lo largo de una vida lo estaba abandonando, igual que la salud y las fuerzas? Era un maestre; haba aprendido en la gran Ciudadela de Antigua; all haba obtenido su cadena. A qu se vera reducido si las supersticiones lo dominaban como a cualquier campesino ignorante?

Aun as... aun as... El cometa se divisaba ya incluso durante el da, mientras de las fumarolas de Montedragn, tras el castillo, se alzaban columnas de vapor color gris claro, y el da anterior, un cuervo blanco haba llegado de la Ciudadela con un mensaje, una noticia ya anticipada pero no por ello menos temible: el anuncio del fin del verano. Presagios; todo eran presagios. Demasiados para negarlos. Qu significa todo esto?, habra querido gritar.

---Maestre Cressen, tenemos visita. ---Pylos hablaba en voz baja, como si no quisiera molestar a Cressen en su solemne meditacin. Si supiera las tonteras que poblaban la cabeza del maestre, habra hablado a gritos---. La princesa quiere ver el cuervo blanco. ---Pylos, correcto como siempre, la llamaba princesa, ahora que su seor padre era rey. Rey de una roca humeante en medio del gran mar salado, pero rey al fin y al cabo---. Insiste en ver el cuervo. La acompaa su bufn.

El anciano apart la vista del amanecer y dio media vuelta, apoyndose con una mano sobre su guiverno.

---Acompame a mi silla y hazlos pasar.

Pylos lo tom por un brazo y lo ayud a volver al interior. En su juventud, Cressen haba caminado con paso vivo, pero ya no faltaba mucho para su octogsimo da del nombre, y tena las piernas frgiles e inseguras. Dos aos atrs se haba roto la cadera en una cada, y los huesos no se haban soldado bien. Haca un ao, cuando cay enfermo, la Ciudadela envi a Pylos desde Antigua, apenas das antes de que Lord Stannis cerrase la isla. Decan que lo enviaban para ayudarlo en su trabajo, pero Cressen saba que no era as. Pylos estaba all para reemplazarlo cuando muriera. No le importaba. Alguien tena que ocupar su lugar, y sera antes de lo que le gustara...

Dej que el joven lo acomodara tras los montones de libros y papeles.

---Hazla pasar. No est bien hacer esperar a una dama.

Hizo con la mano un gesto dbil para indicarle que se apresurara; l,
que ya no poda darse prisa en nada. Tena la piel arrugada y llena de manchas, fina como el papel, tanto que se vean el entramado de venas y la forma de los huesos. Y cmo temblaban aquellas manos suyas, que otrora fueron tan firmes y hbiles...

Pylos regres con la nia, tan tmida como siempre. Tras ella, con su caracterstico andar, arrastrando los pies y dando saltitos, iba su bufn. Llevaba cencerros colgados, y en la cabeza, un cubo viejo de latn a modo de yelmo, con unas astas de ciervo pegadas. Los cencerros resonaban a cada paso, todos con sonidos diferentes: clang-a-dang, bong-dong, ring-a-ling, clong, clong, clong.

---Quin nos visita tan temprano, Pylos? ---pregunt Cressen.

---Somos Manchas y yo, maestre. ---Los candorosos ojos azules se clavaron en l. Por desgracia, el rostro en el que brillaban no era precisamente hermoso. La nia haba heredado la mandbula cuadrada y prominente de su padre, y las desafortunadas orejas de su madre; adems contaba con una desfiguracin propia, legado del brote de psoriagrs que casi se la haba llevado a la tumba cuando an no era ms que un beb. La mitad de una mejilla y buena parte del cuello eran de carne rgida y muerta, con la piel agrietada y escamosa, moteada de negro y gris, con tacto como de piedra---. Pylos dice que podemos ver el cuervo blanco.

---Por supuesto, por supuesto ---respondi Cressen. Nunca haba podido negarle nada. Ya se le haban negado demasiadas cosas en su breve vida. Se llamaba Shireen. Cumplira diez aos en su siguiente da del nombre, y era la nia ms triste que el maestre Cressen haba conocido jams. Su tristeza es mi vergenza ---pens el anciano---, otra prueba de mi fracaso---. Maestre Pylos, hazme el favor de traer esa ave de la pajarera para que la vea Lady Shireen.

---Ser para m un placer.

Pylos era un joven muy educado; no tendra ms all de veinticinco aos, pero su solemnidad corresponda ms bien a un hombre de sesenta. Solo le faltaba tener ms humor, ms vida. Eran lo que ms escaseaba en aquel lugar. En los lugares sombros se necesita un toque de ligereza, no de solemnidad, y Rocadragn era uno de los lugares ms sombros que nadie pudiera imaginar, una ciudadela solitaria en un desierto de agua, azotada por las tormentas y la sal, con la sombra humeante de la montaa a su espalda. Un maestre tiene que ir all adonde lo envan, de manera que Cressen haba llegado all, con su seor, haca ya doce aos. Lo haba servido bien, pero jams haba sentido que aquel sitio fuera su hogar. En los ltimos tiempos, cuando despertaba de algn sueo inquieto en el que siempre estaba presente la mujer roja, le costaba recordar dnde se encontraba.

El bufn volvi la cabeza a manchas para ver como Pylos suba por las escaleras de hierro que llevaban a la pajarera. Los cencerros sonaron al ritmo del movimiento.

---Bajo el mar, los pjaros tienen escamas en vez de plumas ---dijo. Clang, clang---. Lo s, lo s, je, je, je.

Caramanchada resultaba lastimero hasta para ser un bufn. Quiz en algn tiempo fue capaz de provocar carcajadas con una rplica ingeniosa, pero el mar le haba arrebatado aquel poder, junto con la mitad de los sesos y todos los recuerdos. Era blando y obeso, padeca estremecimientos y temblores, y a menudo era incoherente. La nia era la nica que segua riendo con sus bromas, la nica a la que le importaba.

Una nia fea, un bufn triste y un maestre... Eso s que es una historia para llorar.

---Sintate conmigo, pequea. ---Cressen le hizo un gesto para que se acercara---. Es muy temprano para hacer visitas; acaba de amanecer. Deberas estar abrigadita en la cama.

---He tenido sueos malos ---respondi Shireen---. Eran sobre los dragones. Venan a comerme.

---Este tema ya lo hemos hablado ---le dijo con voz amable el maestre Cressen; no recordaba un tiempo en que la nia no hubiera sufrido pesadillas---. Los dragones no pueden cobrar vida. Estn tallados en piedra, pequea. En tiempos ya muy lejanos, nuestra isla era el fortn ms occidental del gran Feudo Franco de Valyria. Los valyrios erigieron esta ciudadela, y conocan formas de tallar la piedra que nosotros ya hemos olvidado. Todo castillo debe tener una torre all donde se encuentran dos muros; es necesario para defenderlo. Los valyrios les dieron forma de dragones a esas torres para que la fortaleza pareciera an ms temible, y tambin por eso coronaron los muros con un millar de grgolas, y no con simples almenas. ---Tom una manita rosada entre las suyas, frgiles y llenas de manchas, y la apret con cario---. As que ya ves: no hay nada que temer.

---Y la cosa del cielo, qu? ---Shireen no estaba nada convencida---. Dalla y Matrice estaban hablando junto al pozo, y Dalla ha dicho que la mujer roja le haba dicho a mi madre que eso era aliento de dragn. Si los dragones tienen aliento, no es porque estn cobrando vida?

La mujer roja ---pens el maestre Cressen con amargura---. Por si no fuera bastante malo que haya llenado de locuras la cabeza de la madre, ahora est envenenando los sueos de la hija. Tendra que hablar seriamente con Dalla para que no fuera difundiendo semejantes tonteras.

---Eso del cielo, pequea, es un cometa. Una estrella con cola que se ha perdido. Pronto desaparecer, y no volveremos a verla. Te lo prometo.

Shireen asinti con valenta.

---Mi madre dice que el cuervo blanco significa que ya no es verano.

---Eso es cierto, mi seora. Los cuervos blancos vienen solo de la Ciudadela. ---Cressen se llev los dedos a la cadena que luca en torno al cuello. Cada uno de los eslabones estaba forjado en un metal distinto, para simbolizar el dominio de las diferentes ramas del saber. El collar del maestre, el smbolo de su orden. En el orgullo de la juventud lo haba llevado con facilidad, pero ya le pareca pesado, y senta el metal fro contra la piel---. Son ms grandes que los otros cuervos, y ms listos; los cran para llevar los mensajes ms importantes. Este lo enviaron para decirnos que el Cnclave se ha reunido, ha estudiado los informes y mediciones que han hecho maestres de todo el reino, y ha declarado que este largo verano termina ya. Ha durado diez aos, dos ciclos y diecisis das; ha sido el verano ms largo que se recuerda.

Buy Choque de reyes (Vintage Espanol) by George R. R. Martin from our Christian Books store - isbn: 9780307951199 & 0307951197

The team at Christian Bookstore .Net welcome you to our Christian Book store! We offer the best selections of Christian Books, Bibles, Christian Music, Inspirational Jewelry and Clothing, Homeschool curriculum, and Church Supplies. We encourage you to purchase your copy of Choque de reyes (Vintage Espanol) by George R. R. Martin today - and if you are for any reason not happy, you have 30 days to return it. Please contact us at 1-877-205-6402 if you have any questions.

More About George R. R. Martin

George R. R. Martin George R.R. Martin sold his first story in 1971 and has been writing professionally since then. He spent ten years in Hollywood as a writer-producer, working on The Twilight Zone, Beauty and the Beast, and various feature films and television pilots that were never made. In the mid '90s he returned to prose, his first love, and began work on his epic fantasy series, A Song of Ice and Fire. He has been in the Seven Kingdoms ever since.

Whenever he's allowed to leave, he returns to Santa Fe, New Mexico, where he lives with the lovely Parris and two cats named Augustus and Caligula, who think they run the place.

George R. R. Martin currently resides in Santa Fe, in the state of New Mexico.

Are You The Artisan or Author behind this product?
Improve our customers experience by registering for an Artisan Biography Center Homepage.



Product Categories
1Books > Subjects > Literature & Fiction > Genre Fiction > Action & Adventure   [0  similar products]
2Books > Subjects > Science Fiction & Fantasy > Fantasy > Epic   [0  similar products]



Reviews - What do our customers think?

Be the first to write a review about Choque de reyes (Vintage Espanol)





Customer Support: 1-888-395-0572
Welcome to Christian Bookstore .Net

Our team at Christian Bookstore .Net would like to welcome you to our site. Our Christian book store features over 150,000 Christian products including Bibles, Christian music, Christian books, jewelry, church supplies, Christian gifts, Sunday school curriculum, purity rings, homeschool curriculum and many other items to encourage you in your walk with God. Our mission is to provide you with quality Christian resources that you can benefit from and share with others. The best part is that our complete selection of Christian books and supplies is offered at up to 20% off of retail price! Please call us if you have any questions or need assistance in ordering at 1-888-395-0572. Have a blessed day.

Terms & Conditions | Privacy Policy | Site Map | Customer Support